A través de una evaluación en donde se contemplan ingresos e historial crediticio.